Funciones del Arte: Definición y Sobre que Tratan Cada Una

Funciones del arte y su definición

¿Qué es el arte?

Arte es la aplicación de una destreza creativa e imaginativa, la cual generalmente se expresa en una forma visual como la pintura, el dibujo o la escultura, y la que produce obras para ser apreciadas principalmente por su belleza y poder emocional.

Si se pudiera hacer una afirmación general para definir lo que es el arte en estos tiempos, es que uno a uno los criterios antiguos de lo que debería ser una obra artística se han ido descartando a favor de un enfoque mucho más dinámico en lo que todo es posible.

¿Cuáles son las funciones del arte?

Para abordar este tema es bueno y válido destacar que ninguna obra de arte debe ser asignada a algún tipo de funciones, ya sea en forma de ensayo o en una conversación casual, si no es considerada primero dentro del contexto apropiado.

Partiendo desde ese punto, todo se trata de clasificar las funciones según el contexto en que se plantee, idealmente es posible apreciar una obra de arte y saber de manera aproximada de dónde vino y cuándo.

En el mejor de los casos, también es necesario identificar al artista, ya que forma parte de la ecuación contextual, y preguntarnos:

  • ¿Qué pensaba el artista al momento de crear dicha obra?

El espectador como la otra mitad de la ecuación se debe preguntar:

  • ¿En este momento actual, qué significa esta obra de arte para mi?

Todos estos son factores que deben ser considerados antes de intentar asignar funciones a algún tipo de arte en específico.

Habiendo aclarado este punto, las funciones del arte normalmente se dividen en tres categorías. Estas categorías corresponden a funciones personales, funciones sociales y funciones físicas que con mucha frecuencia se superponen en cualquier obra de carácter artístico.

Las funciones físicas del arte

fiyiano gata guerra club y tazón japonés del raku
Imagen representativa de un fiyiano gata guerra club y un tazón japonés del raku

Las funciones físicas del arte son a menudo las más fáciles de entender. Estas se crean para realizar algún servicio tienen funciones físicas.

Si ves un “fiyiano gata guerra club”, puedes asumir que, por más maravillosa que sea la artesanía, fue creada para realizar la función física de aplastar cráneos.

Un “tazón japonés del raku” es un arte que realiza una función física en la ceremonia del té. Por el contrario, una taza de té cubierta de piel del movimiento dadaísta no tiene ninguna función física.

La arquitectura, cualquiera de las artesanías y el diseño industrial corresponden a un tipo de arte que tienen funciones físicas.

Las funciones sociales del arte

El arte tiene una función social cuando aborda aspectos de la vida colectiva, en contraposición con el punto de vista o la experiencia de una persona.

Por ejemplo, el arte público en la Alemania de los años 30 tenía un tema simbólico abrumador. ¿Influyó este arte en la población alemana? Muchos estudiados en la materia dicen que sí. Al igual que los carteles políticos y patrióticos en los países aliados durante el mismo tiempo.

El arte político (sesgado a cualquier mensaje) siempre tiene una función social. La taza de té Dada cubierta de piel, inútil para sostener té, tenía una función social en la que protestaba contra la Primera Guerra Mundial (y contra casi todo lo demás en la vida).

El arte que representa las situaciones de carácter social en algún momento de la historia, desempeña funciones sociales.

El tener obras de arte específicas en una comunidad puede desempeñar la función social de elevar el estatus de dicha comunidad. Un Calder estable, por ejemplo, puede ser un tesoro para una comunidad en específico y un punto de orgullo.

Las funciones personales del arte

Las funciones personales del arte son a menudo las más difíciles de explicar. Hay muchas artes de este tipo que son subjetivas y por lo tanto, varían de persona a persona.

Un artista puede crear por una necesidad de auto expresión o gratificación. Podría haber querido comunicar un pensamiento al espectador.

Tal vez el artista estaba tratando de proporcionar alguna experiencia estética, tanto para sí mismo como para los espectadores. Una pieza podría haber sido hecha para fines de entretención, o en algunas ocasiones simplemente puede no tener ningún significado.

En un plano ligeramente más elevado, el arte puede servir a las funciones personales de control. El arte se ha utilizado para intentar ejercer un control mágico sobre el tiempo, las estaciones o incluso la adquisición de alimentos.

El arte se utiliza para poner orden en un mundo desordenado. Por el contrario, el arte puede ser utilizado para crear caos cuando un artista siente que la vida es demasiado tranquila y ordinaria. El arte también puede ser terapéutico, tanto para el artista como para el espectador.

El espectador es la mitad de la ecuación al asignar una función al arte y estas funciones personales se aplican tanto para el aprecia la obra como para el artista. Todo esto se suma a innumerables variables cuando se trata de abordar el tema de las funciones personales del arte.


También en la sección: