Cuáles Son Los Derechos Universales, Qué Son y Ejemplos

Los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Están proporcionados de racionalidad y conciencia y deben participar uno con el otro con carácter de solidaridad.

Todas las personas tienen derecho a todas las voluntades establecidas en esta afirmación, sin discriminación de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o alguna otra opinión.

Una de las características de los derechos universales es que a menudo se reflejan y garantizan en la ley, en forma de tratados, derecho internacional consuetudinario, principios generales y otras fuentes del derecho internacional.

¿Qué son los derechos universales?

Cuáles son los derechos universales e Importancia

Los derechos universales son los derechos inalienables de todos los seres humanos, independientemente de su nacionalidad, lugar de residencia, género, origen étnico o nacional, color, religión, idioma o cualquier otra condición.

Todos tenemos derecho a ejercer nuestros derechos humanos sin discriminación y en pie de igualdad.

Estos derechos están estrechamente relacionados entre sí, son interdependientes e indivisibles.

El derecho internacional de los derechos universales establece que los gobiernos están obligados a actuar de cierta manera o a renunciar a ciertos actos.

Esto para promover y proteger los derechos y las libertades fundamentales de ciertas personas o grupos.

Toda persona tiene derecho, en plena igualdad, a una audiencia justa y pública ante un tribunal independiente e imparcial que decidirá sobre sus derechos y obligaciones o sobre cualquier cargo penal en su contra.

Seguir leyendo:

¿Cuáles son los derechos universales?

La primera categoría de derechos incluye el derecho a defenderse contra la interferencia del Estado y tiene por objeto proteger el derecho de iniciar el procedimiento y garantizar la libertad de acción del individuo.

Entre los derechos universales principales tenemos:

La prohibición de la discriminación, el derecho a la vida, la prohibición de la tortura y los tratos inhumanos, la libertad de la esclavitud, la libertad de opinión y de expresión, la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, la libertad de asociación y de reunión, la protección de la vida privada y familiar, y el derecho a un proceso judicial justo.

El derecho universal social tiene como objetivo proteger al individuo contra la explotación y otorgarle el derecho a participar en la riqueza social.

¿Por qué los derechos humanos son universales?

La Declaración de los derechos universales preveía un mundo en el que todos los hombres, mujeres y niños vivirían con dignidad, estarían libres del hambre y protegidos de la violencia y la discriminación, con todos los beneficios de la vivienda, la atención de la salud, educación e igualdad de oportunidades.

Esta visión representa la cultura global de los derechos humanos que nos esforzamos por promover y que nos debe unir en lugar de dividirnos, tanto en nuestra propia cultura como entre culturas.

Los diversos autores de la Declaración Universal insistieron en el parentesco de los derechos, en nuestro derecho a que todos lleven una vida digna y sean tenidos en cuenta independientemente del pasado, el sexo, el color, el estatus y las opiniones.

Ejemplos de derechos universales

El derecho a la libertad puede, por ejemplo, ser limitado si un tribunal reconoce a la persona culpable de un delito.

El principio, proclamado por primera vez en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, ha sido reiterado en numerosas convenciones, declaraciones y resoluciones.

Por ejemplo, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Viena de 1993 señaló que los Estados tienen el deber de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

El principio de la universalidad de los derechos humanos es la piedra angular del derecho internacional de los derechos humanos.

El principio, proclamado por primera vez en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, ha sido reiterado en numerosas convenciones, declaraciones y resoluciones.

Por ejemplo, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Viena de 1993 señaló que los Estados tienen el deber de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Esto independientemente del sistema político, económico o cultural.

Toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia hasta que se pruebe su culpabilidad.

Conforme a la ley en un juicio público en el que haya tenido todas las garantías necesarias para su defensa.